Crónica del Toro de la Vega 2016

366
Cronica toro de la vega 2016

(Foto: Patronato Toro de la Vega.)

Tristeza y tensión en vez de alegría y paz en la fiesta de Tordesillas. Los antitaurinos han ganado la batalla. Lo que no pudieron robar fue la emoción mágica de contemplar al animal más bello de la Creación, libre, por sus calles.

CRÓNICA TORO DE LA VEGA 2016

Todo réquiem escrito debe ser breve, tal como fue la fiesta taurina popular tordesillana de este infausto 2016. En su martes grande, el paso de un descastado morlaco cumplió el recorrido sagrado hasta los matorrales terrosos del Campo del Honor. Un dardo traidor y un matadero industrial fueron los patéticos sustitutos de una tradición centenaria. Un conflicto social grave ocupa el lugar de una celebración ancestral venerable. ¿ Por qué?

La familia taurina ultrajada de la vega del Duero cumplió la ley. No hubo desacato ni insumisión, como tampoco habrá flaqueza ni resignación en la determinación de llegar hasta la última rendija legal.

La sociología contemporánea tiene en esa tierra castellana un exquisito campo de investigación. Los grupos organizados de activistas han dado prueba de su ilegitimidad moral.

Se han equivocado los que han querido distinguir entre tauromaquia civilizada y tauromaquia bárbara. Se han equivocado porque no han sabido discernir que la barbarie se sustancia en la destrucción de la cultura ajena y no en la forma de la herramienta que la forja. Y los bárbaros siguen cabalgando.

Tordesillas, hoy arrasada, está convencida que el Inmemorial Torneo volverá a ser lo que fue. Se ha aliado con el Tiempo, que le enseña que ésta no es la primera Tiranía que sufre y que tras la era de la prohibición, llega la era de la libertad.

Amén.