Diez años de diferencia

331
Al conocer los carteles programados por la empresa para el agosto venteño, hay una queja generalizada argumentando que se ha perdido la esencia de lo que hasta no hace mucho era el verano de Madrid, de su plaza de toros, protagonizado tradicionalmente por ganaderías de las llamadas duras, en el que se veían diferentes sangres y formas de embestir. Para dar respuesta a las demandas de los aficionados, a fin de aclarar si tienen fundamento o simplemente es una queja de tantas, surgidas del derrotismo y el pesimismo que la mayoría de taurófilos incondicionales hacen gala, nada mejor que hacer una comparativa. Simplemente he cogido los carteles del verano 2005 y los pongo sobre el tapete, analizando los encastes de procedencia con respecto a los programados para este mes de agosto. De un modo que me parece bastante esclarecedor comparamos lo que va de diez años a esta parte. Veamos:

Verano 2005

  • 31 de julio. Toros del Excelentísimo Sr. Conde de la Maza para Diego Urdiales, Sánchez Vara y Fernández Pineda. Procedencia Núñez-Villamarta.
  • 7 de agosto. Toros de Monteviejo para Antonio Urrutia, Rodolfo Núñez “Carpetano” y José Borrero. Procedencia Vega-Villar.
  • 13 de agosto. Novillos de Bucaré para “Joselillo”, Francisco Torres Jerez y Roberto Galán. Procedencia Santa Coloma – Buendía.
  • 15 de agosto. Toros de La Cardenilla para Iván Vicente, Leandro Marcos y Fernando Cruz. Procedencia Conde de la Corte y Juan Pedro Domecq y Díez.
  • Toros de El Sierro para Guillermo “Perla Ruiz”, “Rafaelillo” y Julio Pedro Saavedra. Procedencia Atanasio Fernández (por aquel entonces, ahora Domecq Solís vía Hnos. García Jiménez).
  • 28 de agosto. Novillos de Hato Blanco para Javier de la Concha, Murillo Márquez y El Javi. Procedencia Domecq y Díez, línea Los Guateles.

Verano 2015

  • 2 de agosto.  Novillos de Martín Lorca y Escribano Martín para Manolo Vanegas, Gerardo Rivera y Alejandro Marcos. Procedencia Domecq Solís y algo de Cebada Gago y Torrealta.
  • 9 de agosto. Toros de Gavira para Iván Vicente, Rubén Pinar y David Galván. Procedencia Domecq y Díez vía El Torero y un residuo de José Marzal.
  • 15 de agosto. Toros de Santiago Domecq para Carlos Escolar “Frascuelo”, Ángel Teruel y Javier Jiménez. Procedencia Domecq y algo de Torrestrella.
  • 16 de agosto. Novillos de Dolores Rufino para Álvaro Casillas, Vicente Soler y Miguel Ángel León. Procedencia Carlos Núñez (me dicen por Twitter que esta ganadería es Domecq vía La Martelilla, y así consta en el perfil de la ganadería en esta red social).
  • 23 de agosto. Toros de Lagunajanda para López Chaves, Víctor Janeiro y Julio Parejo. Procedencia Domecq y Díez vía El Torero.
  • 30 de agosto. Novillos de Daniel Ramos (debuta en Madrid)  para, Manuel Fernandez “Mazzantini”, Javier de Prado y Alejandro Fermín. Procedencia La Martelilla, Daniel Ruiz y Marqués de Domecq.
  Ahí tienen. En 2005 seis festejos con seis procedencias distintas unas de otras, cuatro corridas de toros y dos novilladas. Para este mes de agosto cinco todas las ganaderías de una forma o de otra vienen de sangre Domecq (corregimos: cinco ganaderías iguales no, ¡las seis! una vez hecha la matización sobre Dolores Rufino), y una de Núñez, anunciándose tres corridas de toros y tres novilladas.
  Pues va a resultar que sí, que el aficionado tiene razón y la variedad de encastes ha pasado a mejor vida, también en Las Ventas.
 Diego Urdiales se enfrentó a este Cocherronero, del Conde de la Maza, el 31 de julio de 2005
  Si hubieramos regresado 20 o 30 años atrás veríamos como por aquellos tiempos todavía se cuidaban los toreros anunciados y era frecuente que en el estío venteño comparecieran matadores de la clase media, incluso figuras. Como eso ya se perdió, puesto que los toreros de renombre dejaron de lado Madrid y lo complicado de su público, hosco y exigente donde los haya, para irse a las ferias veraniegas, con toretes más agradables y público festivalero, que es lo que buscan según ha reconocido Perera en unas declaraciones recientes, como los toreros de renombre hace tiempo que solo quieren venir en feria, decíamos, los carteles de verano fueron tomando un cariz torista, ya que la afición más leal de la plaza, como no puede ser de otro modo, acoge encantada las ganaderías que buscan sin rodeos el toro-toro, su variedad de sangres, hechuras y comportamientos.
  Al hilo de esto es desolador comprobar como las llamadas figuras han perdido cualquier atisbo de vergüenza torera y de amor propio por establecer relación y convencer a las aficiones de las plazas más exigentes, y prefieren las ferias de público fácil y toro con los cuatro años recién cumplidos. El título de figura lo otorga más un buen aparato de propaganda o un apoderado-empresa que el veredicto de un público riguroso, así que no hay problema para ellos. No es cuestión de dejar de ir a muchas capitales de provincia que organizan ferias de buena reputación, hay un término medio.
El 13 de agosto de aquel 2005 salió al ruedo venteño este Buenvino, de Bucaré. Dos años llevamos en Madrid sin ver una novillada de Santa Coloma – Buendía
  Ya que los toreros con caché huyeron de Madrid fuera de las ferias de campanillas, como si del peor de los males se tratara, al menos teníamos toro. Carteles muy baratos, con coletas desconocidos y sin rodaje, pero al menos los incondicionales del domingo a domingo se contentaban con las variopintas ganaderías que contrataban, viendo y aprendiendo de toros. Pero he aquí que estos últimos años hemos perdido esa pequeña riqueza que nos quedaba, en forma de diversidad de encastes, y el verano venteño se compone en su mayoría de novilladas -de encaste Domecq, por supuesto- con matadores sin rodaje, algunos vienen a debutar, otros pasados de edad, sin esperanza, colocados ahí por alguna razón taurino-empresarial que se me escapa. Las corridas de toros en verano son una rareza, algo residual. Y el verano un tostón de agárrate y no te menees.
Malacara, de La Cardenilla, para la corrida de La Virgen de la Paloma. Su nombre y sus hechuras evidencian ascendencia condesa

 

  Alguien dirá que no tiene fundamento lo que se demanda porque ahora tenemos la llamada “feria de encastes minoritarios” en septiembre. Cuatro domingos que al final son tres, porque curiosamente siempre hay una ganadería que se cae del cartel, para acabar colocando in extremis un hierro “menos minoritario”. No me parece suficiente, ni mucho menos. Esta serie de festejos solo ha servido para etiquetar aún más a ciertas ganaderías, para encasillarlas y para traer a Madrid una divisa de origen no-Domecq únicamente en el mes de septiembre, cuando no hace mucho era una cosa de lo más natural. Basta. El aficionado es un bendito, pero no es tonto. Si no se ofrecen toreros de interés ni tampoco ganaderías, la temporada taurina de Madrid torna en insoportable. Como reza este blog en su portada, el aficionado es el animal más noble de la tierra, pero todo tiene un límite.
Preciosa estampa de Rosalejo, de Monteviejo, corrido el 7 de agosto de 2005. Cualquier tiempo pasado fue mejor
Esperamos que el nuevo gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid no consiga que echemos de menos al señor Abella, todo puede suceder, y que cumpla con las intenciones que ha manifestado en las entrevistas para estrenar el cargo, apostando por fomentar e impulsar la decaída temporada venteña. Señor Manuel Ángel Fernández Mateo, le tomamos la palabra, la pelota está en su tejado.Se pueden hacer carteles interesantes sin tirar la casa por la ventana, economizando, cualquier aficionado de a pie haría mejores combinaciones que la aberración de temporada que llevamos. Sabemos que los Juli y compañía piden el oro y el moro y apenas quieren venir únicamente en la corrida de Beneficencia, con público ocasional que se le caiga el pañuelo del bolsillo, además, si se anunciaran fuera de abono a más de uno se le caía la taleguilla a los tobillos. No es problema, hay infinidad de ganaderías interesantes, y un ramillete de toreros cuajados, buenos profesionales, o incipientes de prometedor futuro, que seguro no harían ascos. Trabajando, fomentando, promocionando, a poco que se hagan bien las cosas la plaza sube para arriba, la afición latente en una ciudad como Madrid es una mina de oro desaprovechada.

¡Que vuelva el toro-toro a Las Ventas!
(Vazqueño en: dominguillos.blogspot.com.es)
(Foto: elpais.com)