HACER LA LUNA

145

Por EL CHONI

GANADERÍA MOISÉS FRAILE (SALAMANCA)

Días 8 Y 9 de Mayo de 2020

Una novedad taurina digna de reseñar, para los tiempos que corren de pandemia y dificultad, es que un ganadero haga dos tentaderos de machos y meta las cámaras en su plaza de tientas. Es una innovación y merece por lo menos que se agradezca, luego vendrán las soluciones que, como todo lo nuestro, será con división de opiniones.

Yo así lo percibí y me apunté a las dos: 3,30 € cada una, pagadas al canal Eventbrite. Y la cosa transcurrió con no pocos sobresaltos (yo diría, muchos).

La idea la aplaudo, el precio lo pago (no era para tanto), pero no tuvimos suerte, ni el ganadero, ni los toreros, ni los televidentes. ¿Por qué? : por una cadena de fallos que nos hizo la retransmisión bastante difícil, comencemos por la primera.

Viernes 8 de Mayo, 10,30 de la noche, luna llena, conexión, pruebas, carteles pidiendo calma, etc…; así la primera hora, ni el locutor ni la música sabían de qué iba y nosotros menos…. Ya un poco aburridos, a eso de las 23,30 aparece la imagen: segundo novillo en la arena (¿y el primero?..). Está claro que lo que falló fue la retransmisión porque la tienta empezó a su hora…..Diego lo pone en el caballo y derriba espectacularmente; bueno, no pasa nada, las ganas por ver torear lo perdona casi todo. Y bien que se estiró el de Arnedo.

El locutor nos da la noticia que por ser buenos y tener paciencia habría un tercer novillo; y aquí es donde las cosas ya funcionaron y se pudo ver torear, y muy bien con las dos manos, a Diego Urdiales.

Sábado 9 de Mayo, 10,30 de la noche, luna llena, conexión en punto, torea Juan Mora, primer novillo, suelto y buscando la salida no puede lucirse con el capote, lo ponen en suerte y una puya basta. Y aquí empezamos a notar un ruido como de AGUA, está lloviendo a cántaros, no hay manera de que el torero o el novillo estén cómodos, así que puertaaaa…

¿Y ahora qué? Sobre una imagen fija del ganadero sentado en su atalaya, y a cubierto, pasa el tiempo….,desilusión…,mal fario…, el locutor habla de Diego Urdiales (pero si esto fue ayer…).

Ha parado de llover, vuelve la conexión, se prueba el terreno y las ganas hacen lo demás, sale el segundo y nos anuncian de un “regalo”: un tercer novillo para Alejandro Mora, sobrino del matador, novillero con picadores. Pero vayamos con Juan Mora: ya está con la muleta y por la derecha embiste bien y el torero se estira, prueba con la izquierda, no puede ser, el suelo no acompaña, puertaaaa…

El tercero para el novillero, hace lo que puede el chaval, nuevo aviso, Juan Mora está con ganas y el ganadero parece que también y otro “regalo”

El cuarto novillo sale con muchos pies y cuesta meterlo en el capote. Aquí ya se ve claro que no se puede torear, ni el torero ni el novillo se tienen en pie, puertaaaa…

Otro aviso del speaker: «No os vayáis que vamos a recuperar lo grabado y lo vamos a reproducir en cuanto esté…» ¿Pero a qué hora dormiremos hoy?..

Conclusión: Esta, por ser la primera, se puede perdonar, además de no tener suerte con el tiempo; pero dice a las claras lo lejos que los taurinos estamos de las nuevas tecnologías y así se aprende, para el futuro.

EL CHONI