La otra tauromaquia

261

Hoy es un día triste para el mundo de los toros, mas, cuando hay una vida humana de por medio.

Ayer, en los SanJuanes de Coria, fallecía una persona de 43 años, al recibir varias cornadas, de un BUEN MOZO de Algarra.

Un mozo, ( de nombre Guapetón ) de esos, que las figuras, no quieren ver ni en pintura, de los que no se les amputan las astas en el mueco, de los que apenas se ven ya en las plazas de primera, salvo Pamplona, Madrid y poco mas…de los que los miles y miles de aficionados, no se lo piensan dos veces en salir a la calle a ver quien hace el mejor recorte, o simplemente, la adrenalina de poder al toro, cuerpo a cuerpo, resumiendo, la otra tauromaquia..

Por eso, desde esta página, hago un hueco, para hacer un merecidísimo homenaje, a todos esos recortadores, aficionados con el único objetivo, de salir airoso del quiebro, anónimos, que tantas y tantas tardes, nos hacen disfrutar a los aficionados al toro en la calle. Un fuerte abrazo a la familia del vecino de La Moraleja

P.D, Apenas unas horas después de redactar este escrito, otra noticia golpeaba a los aficionados al toro. Según da cuenta en su web el portal Pureza y Emoción,(purezayemocion.com), un vecino de La Ampolla (Tarragona) falleció ayer miércoles en el hospital Verge de la Cinta de Tortosa, al que había sido trasladado por las heridas que le produjo el pasado lunes un toro durante la fiesta mayor de San Juan del municipio.

Los hechos sucedieron durante la celebración de un toro embolado, en la plaza portátil, cuando uno de los animales se giró hacia el hombre, de casi 80 años y muy aficionado y asiduo a los toros, y le embistió. El toro le dio dos cornadas, las cuales le provocaron una importante pérdida de sangre.

fotografía www.levante-emv.com
D.E.P.

Fermín S.