MARCOS LINARES, SALVA EL HONOR DE LAS ESCUELAS TAURINAS ANDALUZAS.

211

GANA EL XXVI CICLO DE NOVILLADAS. EL ULTIMO ERAL LE DA EL TRIUNFO.

PRESIDE LA NOVILLADA MACARENA PABLO ROMERO.

Lo que yo he visto en estas 8 novilladas es que los 42 erales que han salido, por riguroso sorteo en cada una, son determinantes. A los novilleros el valor se les supone, muchos de ellos tienen “Ángel” , todos tienen mucha afición, las escuelas taurinas han podido enseñarles todo lo indispensable para ponerse delante del novillo y ya en las actuaciones en vivo, les han aconsejado todo lo necesario. Ahora bien la suerte, también ha estado presente, porque lo que no saben todavía es LIDIAR, y eso se aprende con tiempo y toreando mucho, es decir en los ruedos.

En la final se ha demostrado. Marcos Linares ha sido el ganador del CICLO y no creo que nadie, ningún aficionado lo dude, porque todos sabemos de qué va esto. Y a veces, cuando las cosas están “reñidas” se agradece un novillo que colabore.

JOSELITO SANCHEZ, (E.T. LINARES). A estas edades romper plaza es siempre difícil, el sábado era casi imposible. El Coliseo de Almedinilla (Córdoba), estaba de dulce, engalanada, música a tope, peroooooo, ir a los toros no es ir a misa, se ha cumplido con creces el protocolo, a costa de dejarla desangelada y fría la plaza, en fin, los tiempos tocan…

“Embriagado” sale de los chiqueros y asombra por su volumen, bravo, con raza y dispuesto a no dejarse vencer (todo la novillada tuvo estas características), lo recibe con el capote, no acaba de pararse además no humilla. Solo un par de banderillas. Con la muleta entre pruebas y arreones a Joselito se le pasa el tiempo, este torero es de los “artistas” y no acaba de entenderse con eral. Entra a matar y el estoque queda descolgado, tarda en caer, se vuelve a levantar, Llega el aviso, y por fin se tumba. El poco público sacan los pañuelos, una oreja.

Al cuarto lo recibe y se estira con unas buenas Verónicas, parece que esto pinta mejor. Lo banderillean bien, comienza con la derecha, una tanda que hace confiarse, coge la mano izda. y el novillo se revuelve rápido, se embarulla, quiere pero ve que el reloj juega contra él. Le ha pesado el primer novillo. Coge el estoque, y no hace la cruz, media que no basta, entra otra vez, igual, y a la tercera acierta, ya es tarde y él lo sabe… Una oreja, su público pide la segunda, la sra. presidenta con un gesto lo dice todo: “lo siento”.

ERIC OLIVERA (E.T. BADAJOZ). Estrena terno, verde botella y oro, serio, a mí no me ha defraudado, yo lo veía ganador…Recibe de rodillas, el del Torero como sus hermanos.

Marcos Linares se luce en su turno de quites, y Eric le replica con el capote a la espalda para acabar con Chicuelinas con desplante, AHI QUEDA ESO. Esto va a ser un mano a mano.

Con la muleta, apuesta fuerte, pases del “péndulo” ajustados, con la derecha dos tandas muy buenas. El novillo embiste bien, La banda de música ya hacía sonar “NERVA” y al compás del “solo” de trompeta remata la tanda con el de pecho, ¡OLE! Por la izda. no es tan claro, lo va encelando en la muleta y le saca dos tandas, el torero sigue, serio, pero el novillo acaba tirando derrotes, Entra a matar, estocada en buen sitio entera, y cae redondo. 2 orejas.

Al quinto, con muchos pies no le da tiempo a estirarse, Marcos Linares en su turno, lo intenta y sale trompicado, banderillas, dos pares. Brinda a la audiencia televisiva, Ruiz Miguel no para de moverse y si le hubieran dado un capote habría saltado al ruedo hace rato…Comienza por bajo, suave, por el pitón derecho se le ve el peligro, por la izda y uno a uno, le da sitio, el novillo se vende caro y la faena resulta, pues eso…muy intensa, pero agotadora, la última tanda y para despedirse sale redonda. Con una estocada algo trasera acaba la lidia. Una merecida oreja con petición de la segunda.

MARCOS LINARES (E.T. JAEN). Recibe a su primero, con Verónicas saliendo al centro y remata con un bonito remate. Dos buenos pares de banderilla de los subalternos que en general todos han brillado en la novillada. Otro novillo bravo y complicado, que a fuerza de porfiar logra meterlo en la muleta. Marcos siempre bien colocado y aprovechando las embestidas va sacando agua del pozo. Molinetes para acabar con enganchón en el ultimo, acaba a dos manos por bajo y a por el estoque. Se tira con fe y agarra media estocada que tumba al eral. Dos orejas.

Sexto y último, Marcos ya sabe lo que tiene que hacer si quiere ganar….lo recibe con una larga cambiada de rodillas para seguido torearlo muy bien a la Verónica. Brinda a la audiencia televisiva y Ruiz Miguel, que ya no puede más, le señala…”a por la colitaaaa, hijoooo.”

El novillo es el más claro y se nota, lo aprovecha con la izda. Llevándolo largo y bien toreado, no se cansa de embestir y Linares de torear, y deja una larga faena que llega pronto al público, rematando con pases de pecho. La hora de la verdad, estocada contundente que tumba al bicho. Dos orejas, petición de rabo (que acertadamente no se concede) y la alegría de saberse ganador la aflora echándose a llorar. Dieciséis años y toda una carrera por delante.