¡ YA FALTA MENOS!

200

Domingo de Resurrección 2020.El hombre propone, la mujer dispone, el toro descompone y…el Coronavirus lo destruye todo a su paso. Hoy debía haber sido un día especial en el Club, un momento feliz de reencuentro de socios en nuestro tendido televisivo, pero no pasará de ser un día más de confinamiento. Es tiempo de un pesimismo que embiste por dentro y va al bulto. El virus es una alimaña avisada y asesina.

Ante ello y más que nunca, los aficionados debemos responder con el valor del buen torero. Frente a los numerosos mensajes de desaliento, contra los innumerables presagios de cierre y fin de la Fiesta, siempre podemos encontrar una estela de esperanza para seguir en el camino. Llegará el día en que la epidemia se agotará y vendrá la mañana en que volvamos con alegría natural a las calles. Y la fiesta, y con ella los toros, volverán. Dos son los pilares absolutos de las fiestas de San Fermín: el Santo y las corridas de toros; todo lo demás, hasta el más pintado, puede ser prescindible.

En la dura encrucijada actual es liviano hacer predicción futura alguna. Debe considerarse que tanto el Ayuntamiento de Pamplona como la Casa de Misericordia tomarán la mejor de las decisiones en el momento más adecuado. Todos sabemos las posibles situaciones que pueden sobrevenir. Ahora es tiempo de quedarse en casa, pero la obligación del aficionado en el tiempo futuro será la de llenar el tendido. Así como exigimos el toreo auténtico, así nos deberemos exigir volver a nuestra localidad.

Hay algo que sabemos con total seguridad, eso sí: ¡Ya falta menos para la próxima Feria del Toro!

Foto: Antonio Urtasun Biurrun. Concurso fotografía Club Taurino 2015. 2º premio.